Reseña indie: Home is Where One Starts…

31
views

En la industria de los videojuegos, los títulos “AAA” se enfocan más en prometer gráficos impresionantes, en el multijugador online y llegan con cantidades impresionantes de DLC. Pero los desarrolladores indie aún buscan contarnos una historia.

Reseña: Home is Where One Starts...

Ese el caso de Home is Where One Starts… juego desarrollado por David Wehle y su esposa Elise Wehle, que después de superar con éxito su etapa en Green Light, llega por fin a Steam.

Historia

En Home is Where One Starts… tomamos el papel de una niña ubicada en alguna parte rural de los Estados Unidos. Una historia que se forma a partir de los recuerdos e imágenes de la protagonista.

La historia se basa en memorias, sentimientos y preguntas, muchas preguntas. No solo el juego se encarga de plantear diferentes cuestionamientos, el jugador comienza a crear conjeturas a partir de los pequeños trozos de historia que se desvelan con la exploración.

Reseña: Home is Where One Starts...

De esta manera, entre más exploremos, más nos adentraremos en la historia y el pasado de la pequeña.

El juego es narrado por la protagonista, a quién Elise Wehle da voz, en forma episódica y a cuenta gotas. El titulo abre con una narración sobre ella misma que nos introduce al mood de la historia y nos ubica en lo que parece ser su hogar.

A partir de este momento, la historia se revela a partir de lo que logremos descubrir con nuestra exploración y las conclusiones que podamos obtener a partir de las preguntas que respondamos.

Jugabilidad

Reseña: Home is Where One Starts...

En el apartado de la jugabilidad Home is Where One Starts… es muy similar a Dear Esther y Gone Home, se basa completamente en la historia y depende mucho en la exploración del jugador en el entorno.

Debemos buscar, interactuar y descubrir diversos elementos como: cartas, libros, diferentes objetos que nos ayuden a desvelar la historia, a crear posibles respuestas y a obtener conclusiones.

Reseña: Home is Where One Starts...

La perspectiva en primera persona permite un mejor interacción con el escenario y ofrece una experiencia más cercana al usuario. Es un juego lento, pero no aburrido, nos invita a buscar para entender.

La duración de Home is Where One Starts… es de 30 o
40 min, aunque de acuerdo a su autor se puede terminar incluso en 15 min.

Gráficos

En el apartado gráfico no es ninguna maravilla de nueva generación, pero el trabajo realizado por David y Elise Wehle es maravilloso.

Tanto las texturas, sombras así como la iluminación, de manera individual no sobresalen, pero logran crear un conjunto perfecto para enmarcar la narración. Tonos cálidos y tenues nos envuelven en un especie de nostalgia necesaria para la contar la historia.

Reseña: Home is Where One Starts...

Gráficamente el juego cumple, es bonito, y logra su cometido: envolvernos en un estado de paz, volvernos más receptivos y así conectar con la protagonista y su historia.

Conclusiones

Home is Where One Starts… no es un juego para todos, partiendo del punto que no es un juego como tal, es una historia que se cuenta a través de la mecánica de los videojuegos.

David Wehle compara su juego con un cortometraje, comenzando con su duración y la forma de abordar la historia. Es un juego experimental, basado en una narrativa a un ritmo lento.

Entonces ¿Vale la pena jugarlo?

Por supuesto que sí. Es una experiencia diferente, que nos aleja de los disparos, combates y mecánicas de siempre. Nos adentra, por medio de la exploración, a una historia que genera más preguntas con cada parte que conocemos sobre ella.

Aunque su duración es “corta”, no podemos olvidar que se busca contar una historia, y el tiempo es perfecto. Home is Where One Starts… pude ser comprado en Steam por 35.99 pesos mexicanos o 2.99 dólares y vale cada peso o dólar invertido.

Comenta

¿Qué opinas?