El Torneo Mexicano de Robótica (TMR) es un evento organizado cada año desde el 2008 por la Federación Mexicana de Robótica (FMR), en el que participan estudiantes de las principales instituciones educativas de México y algunas del extranjero.

El presidente de la Federación Mexicana de Robótica, Luis Fernando Lupián Sánchez, explicó que este torneo ha crecido desde su primera edición de tal manera que se ha logrado una mayor participación y prestigio.

La competencia cuenta con formatos y niveles de competencia para jóvenes a partir de los 14 años hasta categorías para estudiantes de posgrado y grupos de investigación, pasando por todos los niveles académicos en los cuales los alumnos pueden participar hasta en 12 competencias.

El TMR también brinda clasificación a la RoboCup, que es el torneo internacional de robótica más importante del mundo, por lo que los ganadores mexicanos tendrán la oportunidad de representar al país en Japón durante el verano del año en curso.

El TMR 2017 tiene como sede el Colegio Cristóbal Colón, ubicado en Lomas Verdes, al noroeste del área metropolitana de la Ciudad de México, y se realizará del 30 de marzo al 1 de abril. La fecha límite de inscripción es el 17 de marzo.

Bajo ese contexto, la FMR busca generar un espacio cada vez más grande que tenga repercusión y genere interés en los jóvenes por las áreas de la tecnología que involucra la robótica.

El presidente de la federación expresó que a pesar de que el evento ya está por cumplir su novena edición, desde el 2004 se habían hecho esfuerzos para organizar competencias de robótica para jóvenes pero no fue hasta cuatro años después cuando empezó el torneo a nivel nacional bajo el nombre actual.

Bajo la perspectiva de la FMR, las universidades en la actualidad están convencidas de que la robótica debe tener un lugar en los planes de estudio y actividades dentro de los recintos de enseñanza.

Asimismo, dijo que las competencias de robótica dan la oportunidad a los jóvenes de trabajar en equipo para resolver desafíos y entender este tipo de procesos que se dan cada vez más en la vida profesional, sobre todo en proyectos de desarrollos tecnológicos avanzados.

Bajo estos preceptos, dijo que solo falta que las empresas e inversionistas en México se empiecen a dar cuenta de las grandes oportunidades de mercado que hay con los recursos humanos altamente capacitados para el desarrollo de proyectos tecnológicos.