El principal medio de ingresos para YouTube es la publicidad dentro de los vídeos alojados en su plataforma, pero enfrenta una situación complicada con marcas como PepsiCo, Walmart, Dish, Starbucks, y GM están retirando sus campañas de publicidad.

Y no es casualidad que estas grandes compañías estén cancelando sus millonarias campañas de YouTube, ya que como reporta el Times de Londres, muchos de estos anuncios se están mostrando en videos que incluyen contenido antisemita, homófobo y de racismo.

Esto es un problema para YouTube y el servicio de publicidad de Google ya que utilizan “publicidad programática” en la que son algoritmos y no personas, los que deciden en donde mostrar los diferentes anuncios.

Con YouTube como el servicio más popular de vídeos en Internet, la publicación de vídeos con contenido protegido por derechos de autor, o que incluyen mensajes de racismo, violencia o antisemita se ha vuelto cada vez más cotidianos y mucho de este material cuenta con publicidad.

Si bien es cierto que una operación del tamaño de publicidad en YouTube sería casi imposible con humanos, Google ya ha tomado medidas y comentó a TheVerge que se encuentran revisando las políticas de publicidad buscando dar mayor control a las marcas.

1 Comentario

Comments are closed.